Tal como comenté en este post que escribí en mi blog de viajes , el turismo no será lo mismo post COVID-19. Si hay algo que debemos empezar a asumir es que no volveremos a la “normalidad”. O mejor dicho, volveremos a una “nueva normalidad”. 

Uno de los sectores más afectados por esta pandemia es el Turismo:

  • Caída de la demanda: es 5 a 6 veces mayor que la caída que se produjo el 11 de septiembre 2001.
  • El 70-80% de la demanda cayó en el corto plazo debido a prohibiciones de viajes internacionales y cuarentenas ahora prevalecientes en más de 130 naciones.
  • La temporada alta de viajes de verano en el hemisferio norte se ve profundamente afectada ya que los temores de una pandemia coinciden con el período pico de reserva

Con todo el sector turistico paralizado, con una facturación nula y con un aumento de desempleados en el sector, la pregunta lógica que nos hacemos es: ¿Cuando tocaremos fondo? ¿Cuando empezara la reactivación?

En lo personal, creo que tenemos una ventaja, y ésta es la experiencia que ya ha atravesado China, que podemos capitalizar:

  • Tuvieron un periodo de confinamiento de 2 meses. Luego de ese tiempo comenzaron de a poco a levantar las restricciones y lo que primero se vio fue una reactivación de viajes dentro de un radio de 500 a 1000km y accesibles en auto para no depender de terceros. 
  • A fines de Marzo las ocupaciones hoteleras rondaban entre el 20% y el 35%. Los picos de ocupación se dan en los fines de semana: esto significa que tras dos meses de cuarentena estricta la demanda empieza a salir los fines de semana especialmente, buscando el contacto con la naturaleza. 
  • Están empezando a crecer los destinos turísticos, de fin de semana, y en particular aquellos destinos en donde la naturaleza es un componente importante y en donde el social distancing es viable.
  • Los destinos corporativos comenzaron a crecer, llegando a ocupaciones entre el 15% y el 30% promedio de ocupación. Sin embargo se está viendo que son los hoteles de menor categoría los que han crecido mas rápidamente en ocupaciones.

¿Que nos enseña China?: que se está viendo la “luz al final del túnel”.

Que pasa en Sudamérica

De acuerdo a estimaciones de STR, empresa que presta servicios prémium de indicadores de competitividad, análisis e información de los mercados a sectores internacionales de la industria de la hotelería, la recuperación de la demanda turística se empezará a ver a partir del noveno mes de crisis, y para esto se tomó como referencia datos de crisis anteriores: 

  • 2001- 11 de Septiembre: se demoró un periodo de 18 meses para que la demanda creciera
  • 2008- Caída de Lehman Brothers: si bien la caída fue mas marcada, la recuperación fue mas rápida, ya que tomó 15 meses de recuperación hasta que la demanda comenzara a crecer.

En líneas generales se estima que el ritmo de recuperación será más rápido para viajes nacionales (2-3 trimestres) y más lento para viajes de larga distancia e internacionales (más de 6 trimestres).

La economia global presenta incertidumbres enormes. Es posible que la demanda no vuelva a donde solía estar frente a las crisis anteriores, ya que la confianza del consumidor puede verse afectada. Todo depende de como se contenga el virus y de las medidas gubernamentales en relación a nuevas normas de sanidad. Desde este punto de vista, es altamente posible que la recuperación lleve más tiempo de lo visto en crisis anteriores. 

La intervención de los gobierno a través de paquetes de estímulo como subvenciones, préstamos o desgravación fiscal será necesaria para complementar el flujo de caja de la empresa y para garantizar que no haya una crisis de liquidez.

Volveremos a una nueva normalidad, no a la normalidad que conocíamos antes. Para esto tenemos que plantearnos varios escenarios y tratar de responder a la pregunta: ¿Nos reinventamos o nos adaptamos? 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *