Viajar en el futuro…¿será volver al pasado?

Más allá de la pandemia, hay varias cuestiones que ya venían gestándose en el mundo del turismo desde hace un tiempo y que han salido a la luz en el contexto actual con la pandemia. Las resumo en estos 5 ejes:

1- Sostenibilidad ambiental

Por ejemplo, en los últimos años comenzamos a visibilizar una corriente importante contra la masificación, con casos como Venecia o Barcelona, y que hoy al verse libres de turistas, están mostrando un reverdecer de la naturaleza (aguas más transparentes, cielos mas limpios, animales circulando por las ciudades, etc.). Esto ha puesto de manifiesto este debate sobre la necesidad de un modelo turístico más sustentable. 

2-Replanteo del modelo de negocio turístico:

Otra de las consecuencias que está dejando esta pandemia es el replanteo del modelo turístico, que en los últimos 100 años se ha basado en la aglomeración de gente y que hoy es casi imposible de pensar de esa misma manera. El distanciamiento físico introducido en el turismo está imponiendo un rediseño del lay-out de restaurantes, bares y áreas publicas de hoteles como así también en aeropuertos, estaciones de trenes, terminales de ómnibus y todos aquellos espacios compartidos en medios de transporte (aviones, trenes, ómnibus, cruceros, etc) como así también en espacios de entretenimiento (casinos, cines, teatros, auditorios, etc.).

Esto traerá consecuencias con respecto a la rentabilidad de esos espacios, y es altamente probable que veamos incrementos en tarifas y costos de servicios. Por otra parte, la crisis económica y el aumento del desempleo también hará que muchos consumidores cambien los viajes internacionales a los que se habían acostumbrado por viajes mas cercanos al hogar y con menos costos. 

Es posible que el nuevo turismo se parezca mucho al que había en los años sesenta: viajes cerca de casa o dentro del país, privilegiando el uso del automóvil y el transporte terrestre en general.

¿Volveremos a los legendarios Roadtrips? Después de ver cómo las líneas aéreas dejaron varados a miles de viajeros, la sensación de libertad que nos da el viajar en el propio vehículo (cuando uno quiere) será ideal para las personas que buscan seguridad.

Los viajes internacionales quedarán reservados para ocasiones muy especiales y planificados por especialistas, ya que seguramente habrá más imposiciones normativas a cumplir (nuevas regulaciones con respecto a la salud, posible exigencia de pasaportes sanitarios, etc.) que el consumidor sin conocimiento técnico no podrá resolver por su propia cuenta, al menos en un futuro cercano. Y esto lo hemos visto desde que se decretó la cuarentena en donde cambios de regulaciones obligaron a muchos a volcarse a buscar asistencia en las Agencias de viajes.

3-Miedo y crisis económica

El desempleo es el temor más grande que ha surgido en esta pandemia. Y no es para menos: vemos como en Estados Unidos hay un récord de solicitud del seguro por desempleo. En América Latina, se estima que el 5 % de la población económicamente activa dejaría de tener ingresos como consecuencia de los efectos económicos de la pandemia. En este contexto, los gastos de viajes y entretenimiento en general quedan relegados, al menos por un tiempo.

4- Foco en la sanidad

Después del 11 de Septiembre 2001 el mercado turístico se enfocó en la seguridad. Ahora va a haber un empuje muy fuerte en el mundo turístico hacia la sanidad. Se van a tener que implantar normas sanitarias. En la actualidad se están trabajando en protocolos de sanidad en los distintos sectores del turismo, que están poniendo de manifiesto la necesidad en nuevos enfoques, como mencionamos antes: rediseño de los espacios y lay-out de servicios, recomendaciones preventivas en relación a los trabajadores y los consumidores.

Con todo esto, los seguros de viaje van a cobrar una nueva importancia. En un nuevo contexto post pandemia, ¿quien se atrevería a viajar sin seguro de viajes y de salud? Y por otra parte, también ahora es un momento importante para que la gestión pública del turismo, en conjunto con el sector privado, tome decisiones que ayuden a configurar ese nuevo modelo de negocio futuro que sea sustentable e inclusivo

5- Foco en la confianza

La confianza es esencial cuando se trata del funcionamiento efectivo de cualquier grupo u organización. Sin ella, el progreso hacia objetivos importantes se verá obstaculizado, si no imposible. Si deseamos un futuro positivo, hay que mantener relaciones positivas con empleados y clientes. ¿Que es lo que mantiene esas relaciones positivas? Eso es la confianza que se gana a través de los valores, como la honestidad, la integridad, el cumplimiento de las promesas, etc.

¿Que es lo que inspira confianza? Antes la confianza la daba el viaje organizado, por profesionales experimentados. Hoy en día la confianza va a depositarse en las marcas, en las garantías que esas marcas representan. Y cuando hablo de marca no solo me refiero a las marcas de empresas multinacionales: hablo también de la marca país y las marcas que tienen los destinos turísticos en general.

Sin lugar a dudas la pandemia puso en evidencia muchas cuestiones que escondíamos “bajo la alfombra” y que hoy hay que revisar. Aunque haya muchos que se resisten a aceptarlo, estamos frente a la caída de un modelo de negocios turístico que ha quedado obsoleto. Lo bueno: está surgiendo otro modelo nuevo, que tenemos que construir entre todos los actores. 

Comentarios